Dra. Eunice Pedroza

Seguramente has escuchado en alguna ocasión que: Prevenir es mejor que lamentar. Y, de hecho, al hacerlo nos ahorramos una serie de complicaciones que pueden afectar permanentemente nuestras vidas.

La aparición de afecciones que alteran nuestra salud puede ser identificado mediante la pesquisa y control oportuno de factores de riesgo. La prevención es vital puesto que el objetivo principal es mejorar nuestra calidad de vida en las diferentes etapas de nuestro desarrollo.

Actualmente nuestro estilo de vida es muy ajetreado. Por eso, haz una pausa y escucha tu cuerpo: él sabe qué le ocurre y te lo está diciendo.

¿Quieres tener una vida plena y sin complicaciones? ¿Ya sabes lo que debes hacer?

  1. Al menos una vez al año, es necesario acudir a evaluación médica para un chequeo preventivo completo.
  2. Si tienes más de 35 años, es hora de que empieces a hacerte regularmente la mamografía. Si hay antecedentes familiares de anormalidades en las mamas, lo recomendable es empezarlo cuanto antes. Se trata de un estudio que debe hacerse cada año, salvo que el médico indique otra cosa. Si tienes menos de 35 años, el estudio indicado es el ultrasonido de mamas.
  3. Hazte la citología al menos una vez por año, te evitarás complicaciones indeseables. ¡Que no te dé vergüenza! Es por tu salud.
  4. La menstruación es algo muy variable en cada mujer. Algunas sufren de dolor abdominal (o síndrome premenstrual), otras de sangrados abundantes o irregulares. Para que los síntomas menstruales sean menores o nulos, sólo basta con mantener una buena alimentación y una vida saludable, de lo contrario, lo recomendable es acudir a un especialista.
  5. Las pastillas anticonceptivas son uno de los métodos más comunes que usan las mujeres para prevenir el embarazo. Pero no sólo están pensadas para esto, también ayudan a controlar las irregularidades del período. Si vas a consumirlas, que sea bajo recomendación médica, ya que el uso de anticonceptivos produce efectos en el cuerpo, durante y después de su ingesta.
  6. Los preparativos antes de un embarazo son importantes para prevenir malformaciones indeseables en tus futuros hijos. Tomar los medicamentos para una buena preparación previa al embarazo, es fundamental.
  7. No todas las mujeres tienen la menopausia a la misma edad. Hay quienes presentan una menopausia precoz y otras que pueden presentar menopausia tardía. Su llegada viene acompañada de unos síntomas muy peculiares, y sea a la edad que sea, has de lidiar con ello. Si cuidas de tu cuerpo como es debido, puedes prevenir las molestias y vivir esta etapa sin problema alguno. ¡Disfruta de esta etapa! También es parte del desarrollo de una mujer normal.
  8. Para mantener tu salud íntima, existen hábitos que debes poner en práctica a diario. Por ejemplo, la ropa interior sintética, puede producir infecciones, ya que no permite la correcta traspiración. Así que es mejor optar por prendas de algodón.
  9. La depilación total es algo muy moderno, pero recuerda que el vello corporal cumple la función de mantener la zona íntima protegida. No hay que dejar de depilarse, pero lo recomendable es que no sea en su totalidad.
  10. Realiza ejercicio físico de manera regular, lo recomendable es que sean 150 minutos a la semana.
  11. Aliméntate saludablemente.

 

¡Tu salud femenina depende de ti!

Categorías : Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *